EL ESPÍRITU Y LA FORTALEZA DE LA CASA

La lluvia, el viento y las inclemencias del tiempo se han apoderado de la casa con el paso de los años, pero no de su espíritu, ni de su fuerza.
Un día después de de atender a los clientes en el Hotel Mayno, y tras una semana llena de visitas al hospital, necesitaba desquitarme, y que mejor manera que haciendo «desescombring», una terapia estupenda para no pensar y dormir por agotamiento, de hecho creo que lo patentaré….
Pues como decía cuando llegué a la casa, la sorpresa fue mayúscula, el aire había conseguido reducir una de las acacias silvestres que habían sustituido algunas de las columnas de piedra que faltaban, lástima que la ubicación de estas no fuese la  correcta……pero lo peor era que uno de los árboles amenazaba con hundir el más que dañado corredor.
Gracias a la ayuda de Oscar (leñas Loki) pudimos reducir los daños, y salvar el maltrecho corredor.
Os muestro el antes y el después del patio.

Después de retirar las malezas

Peligro inminente…

Después de la tala

Los restos de los árboles que han levantado las carambolas del patio. Gracias a Oscar de leñas LOKI.

Veremos la siguiente sorpresa que nos prepara la casa, prometo contaros…….

4 respuestas a «EL ESPÍRITU Y LA FORTALEZA DE LA CASA»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.